686 460 438

El uso de detergentes y otros productos de limpieza que nos hacen la vida más fácil supone un arma de doble filo. Es cierto que gracias a ellos podemos conseguir eliminar la grasa y la suciedad de nuestra ropa o de los utensilios de cocina dejándolos como nuevos. Sin embargo, aquellos en formato polvo suponen una verdadera amenaza para el sistema de cañerías y tuberías de nuestro hogar.

El problema radica principalmente en la mala disolución de los mismos cuando no van acompañados de agua caliente. La espuma que desprende el lavado va creando un sedimento que acaba por convertirse en una especie de pasta que, con el paso del tiempo, se endurece llegando a convertir su retirada en una misión casi imposible. Esto puede provocar un bloqueo en la tubería o desencadenar un mal incluso mayor.

La probabilidad de atasco aumenta cuando las tuberías de desagüe o el empalme con la bajante principal no tienen suficiente caída y cada vez es más común la necesidad de llamar a un equipo de profesionales en desatasques cuando esto ocurre. Todo ello podría evitarse si realizamos algunos sencillos cambios en nuestros hábitos diarios, como cambiar el detergente en polvo por uno líquido, ya que estos tienen una menor capacidad de sedimentación que los primeros.

Como hemos mencionado, retirar estos tapones de forma casera es complicado y, en la mayor parte de los casos, solo se consigue con un equipo de trabajo especializado. Para impedir que esto ocurra, desde CAMDESA queremos facilitar una serie de consejos que podrían evitar en gran medida el desarrollo de estos atascos:

  • Siempre que puedas, utiliza agua a alta temperatura para tus lavados (+ 30 º). Esto facilitará la disolución del detergente, disminuyendo la posibilidad de que se formen obstrucciones.
  • Verter una olla de agua hirviendopor la tubería una vez por semana para fundir la grasa acumulada. Al igual que ocurre en el caso anterior, el agua caliente evita las acumulaciones de detergente y disuelve aquellos ya formados.
  • Si a este truco le añades la combinación de vinagre y bicarbonato, los resultados serán aún mayores. Es suficiente con verter la mezcla por la tubería y colocar un tapón durante 30 minutos. Esta disolución dará lugar a una espuma ácida que elimina cualquier atasco de jabón existente.
  • Utiliza una rejilla para el desagüe, ya que actuará como escudo protector frente a la filtración de productos de limpieza. De esta forma se retendrán todos los residuos que podrían acabar en el interior de nuestras tuberías. Además, no solo filtrará el jabón, sino también aquellos restos de comida que se desprenden de nuestros platos.

Si tienes problemas de atascos a causa de los detergentes en las tuberías de casa, contacta con profesionales, ellos te ayudarán a solucionarlos rápidamente. En Desatranques CAMDESA estamos disponibles las 24 horas del día para desatascos en Jaén, Andújar, Linares, Úbeda y Granada.

Open chat
Hola, ¿Algún problema? Camdesa te ayuda