686 460 438

Los daños en el hogar ocasionados por inundaciones son más comunes de lo que pensamos. De hecho, la probabilidad aumenta si se trata de plantas bajas, sótanos o garajes. No obstante, aunque en estas zonas el riesgo sea mayor, toda estancia es susceptible de sufrir una inundación si hay agua cerca, ya sea proveniente de un grifo o de las lluvias torrenciales. Asimismo, un pequeño descuido puede terminar siendo catastrófico, por lo que debemos prestar especial atención a cualquier humedad, obstrucción o pérdida de agua.

Para evitar que ocurran siniestros relacionados con el agua lo ideal es establecer medidas preventivas y estar preparados ante todo tipo de situaciones. Si quieres saber cómo protegerte frente a la posibilidad de inundaciones, desde Camdesa te ofrecemos una serie de medidas y consejos con los que podrás reducir considerablemente la probabilidad de sufrir este tipo de accidentes domésticos:

  • Protege tu puerta: en el caso de vivir en una planta baja que conecta directamente con la calle, asegúrate de que la distancia con respecto al suelo quede protegida. Cualquier mínimo espacio será suficiente para que se cuele el agua del exterior en caso de inundación, por lo que colocar una pieza de goma que evite la filtración sería una buena idea. Otra opción es instalar un tablón impermeable en el exterior, de manera que cubra todo el ancho de la puerta.

  • Evita obstrucciones en desagües y sumideros: presta atención a las cañerías y desatasca los desagües si presencias algún tipo de obstrucción. Una buena opción es proteger con filtros los sumideros del lavabo, la ducha y el fregadero para impedir que cualquier resto dificulte el paso del agua. Por esto, como ya comentamos en uno de nuestros artículos, no debes utilizar el inodoro como papelera.

  • Vigila las humedades: la presencia de humedades es una clara muestra de que algo no marcha como debería, por lo que es fundamental revisar periódicamente las juntas del alicatado y aplicar silicona cuando sea necesario. Otra buena medida es mantener ventilado el baño para evitar la condensación del agua.

  • Presta atención a las pérdidas de agua: si presencias un goteo continuo similar a una fuga de agua, no retrases su reparación. Actuar en el foco del problema a tiempo es clave para evitar una inundación, ya que cualquier pequeño problema puede derivar en algo mayor si no se toman las medidas adecuadas.

  • Cierra la llave de paso del agua siempre que vayas a pasar una larga temporada fuera de casa o cuando haya una avería. Tampoco dejes en funcionamiento la lavadora o el lavavajillas en los momentos en los que no te encuentres en casa.

  • Instala un detector de inundaciones: estos artilugios funcionan al conectarse con el sistema de alarma y avisan si detectan el agua suficiente como para poder causar un cortocircuito o poner en peligro el establecimiento.

Si a pesar de tomar estas medidas el problema persiste, no dudes en ponerte en manos de profesionales. Contacta con Desatranques Camdesa para cualquier consulta, estaremos disponibles las 24 horas del día. Llámanos sin compromiso al 686 460 438.

Open chat
Hola, ¿Algún problema? Camdesa te ayuda