Las fugas de agua son uno de los mayores problemas de fontanería a los que se puede enfrentar alguien en su vivienda. En este sentido, nos encontramos con dos tipos: la que se presenta en nuestro hogar sin que lo esperemos, por lo que habrá que ponerle remedio de inmediato, y la que no estamos seguros de que exista, para lo que deberemos poner en marcha técnicas con las que detectarlo y evitar males mayores.

Son varios los motivos por los que se puede dar una fuga, aunque en términos generales suelen ocurrir por tres razones principales: fuertes presiones de agua, antigüedad de las tuberías o una mala conexión entre ellas.

Si en casa se dan algunos de esos casos, el riesgo de padecer una fuga aumenta, así que te ofrecemos una serie de consejos y signos a los que prestar atención para detectar este tipo de fugas antes de que sea demasiado tarde:

  • Hay decoloración y humedad en suelos y paredes: si al cabo de unos días desaparece, podríamos pensar que hay una fuga. El olfato también puede ser un buen aliado, dado que nos permite detectar el olor a humedad, al igual que se puede sentir un olor desagradable en las paredes que estén cerca de desagües.
  • Vigilar los grifos del jardín, la alcachofa de la ducha y las mangueras: si tenemos una fuga en esos elementos, podremos percatarnos rápidamente.
  • Hay zonas de la casa donde el suelo está caliente o tibio.
  • Revisa el medidor de agua: para hacerlo debes cerrar todos los grifos y, si hay algún cambio en el medidor, hay una fuga. Si es rápido, esta es grave, mientras que, si ocurre al cabo de unas horas, es lenta.
  • Tanques de agua caliente: antes de nada, comprueba las válvulas de alivio de presión. Si el calentador de agua no se apaga, podríamos estar ante una fuga.
  • Detectar charcos cerca de la pared: es una forma determinante para saber si tienes una fuga en casa.
  • Escuchar agua fluyendo: al escuchar ese sonido, a pesar de no tener ningún grifo abierto, podemos estar hablando de una fuga. Lo mismo ocurre con el retrete si al levantar la tapa del tanque oímos un ruido seseante.
  • Fugas en los muros de cimentación: son poco frecuentes al no estar vinculadas a tuberías defectuosas, pero si se dan las condiciones, se podrían producir.
  • La factura de consumo del agua aumenta sin motivo: si notas que tus facturas del agua aumentan de manera constante y no comprendes el motivo, puede que exista una fuga sin detectar en casa.
  • Usar colorante: introduce en el tanque una pequeña cantidad de colorante. Si en 30 minutos el inodoro presenta ese color, tienes una fuga.  

En CAMDESA somos expertos en fugas de agua. Así que, si lo necesitas, nosotros te ayudamos. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, nuestro servicio está disponible las 24 horas del día en Jaén, Andújar, Linares, Úbeda y Albolote (Granada)

Open chat
Hola, ¿Algún problema? Camdesa te ayuda