Depuradora de aguas residuales

Una estación depuradora de aguas residuales, conocida como EDAR por sus siglas, recoge las aguas procedentes de la industria y de las ciudades, derivadas de la actividad diaria de las personas. Estas acaban en las redes de alcantarillado y son dirigidas hacia las estaciones de bombeo para terminar siendo depositadas en las estaciones depuradoras.

Una EDAR es un conjunto de instalaciones cuyo objetivo principal es reducir la contaminación de las aguas residuales y aprovechar los detritos obtenidos de su depuración con el fin de emplear de una forma más sostenible los recursos hídricos. En ella se eliminan elementos gruesos, desperdicios, grasas y aceites flotantes, además de materiales orgánicos e inorgánicos, como la materia orgánica biodegradable disuelta en el agua.

En este artículo vamos a explicar cómo funciona una depuradora de aguas residuales en base a cuatro niveles de tratamiento, que son los pasos en los que se divide el proceso dentro de la línea de agua.

 

Nivel 1: Pretratamiento
El primer paso es eliminar los residuos sólidos y grasas que puedan originar problemas en los procesos posteriores. En esta fase se trata el agua, eliminando las impurezas más visibles para proteger las instalaciones de objetos de gran tamaño que puedan ocasionar daños físicos o abrasivos.

Para conseguir el éxito del cribado se emplean rejas que cuentan con diferentes tamaños de apertura, yendo desde los 15 centímetros hasta los 2 milímetros, donde se eliminan la gran mayoría de los depósitos sólidos de mayor tamaño.

Aquellos elementos que sean más pequeños de dos milímetros, así como las grasas, se derivan junto al agua hasta el desarenador. En él se crean corrientes de aire a alta presión que separan las partículas más visibles, como la arena y el fango, llevándolo hacia el fondo. La grasa, al pesar menos, queda en la superficie facilitando su retirada.

Nivel 2: Tratamiento primario
Este paso tiene como objetivo principal eliminar los elementos sólidos en suspensión, siendo un proceso menos efectivo en la eliminación de la materia orgánica.

Es aquí donde se realiza la primera decantación, que se encarga de reducir los sólidos sedimentables y las materias flotantes de las aguas residuales gracias a la acción de la gravedad. Para que este proceso se lleve a cabo con éxito, tendrá que pasar un tiempo determinado en la instalación.

Nivel 3: Tratamiento secundario
Una vez superados los dos primeros tratamientos, se procede a eliminar la materia orgánica. Hay dos formas de realizar esto: a través de medios químicos, que es más agresivo, o utilizando microorganismos, que la devoran por completo. Estos últimos generan metano en el proceso, algo que puede ser empleado como combustible sostenible. Finalmente, para deshacerse completamente de estos organismos, se lleva a cabo la sedimentación, que debe realizarse en un ambiente controlado.

Después, se realiza una segunda decantación en la que se separa el agua tratada y el fango que se genera en el proceso biológico, pasando a la línea de fangos para recibir un procesamiento específico.

Nivel 4: Tratamiento terciario
En este punto, se asegura que el agua quede completamente limpia y libre de fragmentos para poder ser reutilizada, ya que se eliminan las partículas que no han sedimentado en el segundo decantador. Se filtra el agua y, una vez limpia, llega a los estanques donde se procede a su desinfección evitando que diferentes patógenos entren en contacto con el medio. Hay distintas maneras de llevar a cabo este proceso, siendo son la cloración, la exposición a rayos ultravioletas y la ozonización las más comunes.

 

Por último, la línea de fangos se encarga del subproducto originado en las decantaciones primaria y secundaria. Aquí se reduce el agua todo lo posible para llevarlo a estabilización, eliminando patógenos y deshidratándolo para poder ser conducido a vertederos o empleado en la producción agrícola (en el caso de no proceder de aguas industriales contaminadas).

En CAMDESA somos especialistas en la limpieza de este tipo de estaciones depuradoras, imprescindible para mantener su correcto funcionamiento. Si necesitas más información sobre este tipo de procesos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos disponibles las 24 horas del día.

Open chat
Hola, ¿Algún problema? Camdesa te ayuda