La importancia de cuidar las tuberías

Las viviendas tienen que recibir un buen cuidado por dentro y por fuera para estar en condiciones óptimas de habitabilidad. Por ello, debemos prestar atención a cada una de sus partes, incluidas aquellas que no se ven, como las tuberías. El mantenimiento de estas es fundamental para que nuestro hogar cuente con la salubridad y seguridad necesarias.

En CAMDESA recomendamos una revisión anual de las tuberías y, en caso de que la estructura tenga más de veinticinco años, hacerlo una vez cada seis meses. En esos chequeos se pueden detectar algunos aspectos como la antigüedad de la tubería y su grado de corrosión o desgaste, la formación de depósitos en el fondo de las mismas, la penetración de raíces en la tubería u otros tipos de infiltraciones y, por último, la limitación en la capacidad de transporte de las aguas residuales debido a atascos u otros factores. Además, si somos previsores, podemos evitar también cortes de suministros y reparaciones aparatosas.

 

Si, por el contrario, ignoramos la necesidad de examinar los desagües podemos encontrarnos con inconvenientes como:

  • Fugas: Si no se les pone una rápida solución, pueden dar lugar a filtraciones que, con el tiempo, provocarán daños en la vivienda comprometiendo nuestra seguridad. Estas se producen cuando el agua del drenaje se expulsa al exterior a través de agujeros o daños en la tubería.
  • Rompimientos: Se trata de la avería más grave que nos podemos encontrar, dado que supone una rotura total de la tubería. La peor consecuencia es que son capaces de producir una inundación en cuestión de minutos si alguna de las piezas que compone el sistema de drenaje está muy dañada.
  • Atascos: Ciertos objetos de volumen pueden atascarse en las tuberías dificultando la circulación del sistema de drenaje y provocando inundaciones.

 

En relación con lo expuesto hasta el momento, existen algunas señales que nos podrían indicar que nuestras tuberías tienen un problema que debe ser arreglado, como el sonido de gotas cayendo de manera constante, problemas en el contador del agua, fugas, presencia de óxido o un escape visible en el sistema de drenaje.

Este es un asunto, como ya hemos mencionado, en el que hay que ser previsores. Por este motivo, todos podemos poner en práctica algunas acciones para cuidar las cañerías de nuestras viviendas:

  • Evitar tirar papeles no degradables en el inodoro.
  • Recoger los restos de comida.
  • Guardar el aceite excedente de la cocina en recipientes. Si no se puede reutilizar, lo llevamos a un punto limpio.
  • Retirar el pelo del desagüe cuando nos duchamos.
  • No tirar por las tuberías químicos como aceites de motor o pintura.
  • Verter agua hirviendo por la tubería una vez a la semana para que se funda la grasa acumulada en el sistema de drenaje.

 

Si tus desagües presentan algún problema o si este artículo te ha convencido de la necesidad de revisar el estado de tus tuberías, nosotros te ayudamos. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, ofrecemos un servicio disponible las 24 horas del día en Jaén, Andújar, Linares, Úbeda y Albolote (Granada).

 

Open chat
Hola, ¿Algún problema? Camdesa te ayuda